Plan de calibración, como afrontar 2021 con mejores garantías

Viernes, 18 Diciembre 2020

Nos despedimos de un año excepcional y extraño. En estas fechas habitualmente nos planteemos “dar una vuelta” a nuestro Plan de Calibración, sobre todo para afrontar el año próximo con mejores garantías.

El objetivo del Plan de calibración es consolidar nuestro sistema de mediciones de nuestra metrología industrial de la forma más racional posible.

Nuestro consejo es empezar por analizar Nuestros Criterios de Aceptación y Rechazo (C.A.R.) en relación con los equipos que empleamos para garantizar las tolerancias de Producto y Proceso establecidos:

  • - ¿Están las tolerancias establecidas y son claras?
  • - ¿Podemos cambiarlas?
  • - ¿Son los CAR adecuados?
  • - ¿Los podemos modificar?
  • - ¿Están perfectamente documentados?
  • - ¿Están perfectamente asignados los equipos de medida y calibración con estos CAR?
  • - ¿Necesitamos cambiar alguno o asignar nuevos?

Gracias a este estudio conoceremos adecuadamente:

  • - Si el parque de equipos de medida y calibración con los que contamos es el adecuado.
  • - Qué equipos tenemos que calibrar y cuáles no.
  • - Si los plazos de calibración establecidos son los adecuados o bien es necesaria su modificación.
  • - Los laboratorios de calibración ENAC con los que trabajamos ¿son los adecuados o necesitamos otros con mejores alcances acreditados?
  • - ¿Realizamos adecuadamente nuestro proceso de “Confirmación Metrológica?

A partir de este análisis y de contestar adecuadamente a las preguntas planteadas podremos continuar con la mejora de nuestro Plan de Calibración:

- Revisar el Inventario de Calibración. Sería interesante identificar los equipos que se calibran y los que no se necesitan calibrar.

- Revisar las Fichas de Equipo indicando claramente las tolerancias que miden y los CAR asignados. Si se calibran en otros laboratorios indicar qué laboratorios. Especificar los plazos de calibración. Indicar los valores esperados de corrección y de incertidumbre, así como la deriva máxima admisible.

- Revisar los métodos o instrucciones de calibración si realizamos calibraciones internas, indicando claramente qué resultados debemos reflejar en la calibración propiamente dicha, así como indicar cómo reflejaremos los mismos (certificados de calibración, hojas de resultados, etc.).

- Revisar las etiquetas de calibración. Sobre todo, si contienen toda la información de la que precisamos cuando la vemos o la ven nuestros auditores (fecha de próxima calibración, número de certificado, etc.).

- Revisar con la máxima atención la asignación de plazos de recalibración, con la premisa de que el Equipo se encuentre dentro de especificaciones entre calibraciones.

Sabemos que el Plan de Calibración está compuesto de diferentes elementos que deben evolucionar en el tiempo como fruto de nuestra experiencia acumulada en el mundo de la metrología y la calibración en nuestras empresas.

Es momento, entonces, de pararnos a pensar en qué debemos mejorarlo para que cada vez aseguremos más las medidas que se realizan en nuestras compañías.

Desde los laboratorios de Applus Calibración estaremos a su disposición para servir de guía en ese proceso.