La colaboración del cliente, llave de la rapidez y efectividad de la calibración de equipos

Lunes, 06 Agosto 2018

Una de las obsesiones de Ac6 Metrología desde su origen ha sido el plazo de entrega como carácter diferenciador respecto a otros laboratorios de calibración.

Por ello, y desde la estrategia de nuestra empresa de metrología industrial, se implantó un ERP, se decidió trabajar por procesos, formamos a nuestro personal para que fuese polivalente, trabajamos la automatización los procesos, etc.

Nos henos dado cuenta de que para ser rápidos necesitamos también ser efectivos, hacer todo bien y a la primera, no cometer errores… Y que para poder conseguirlo necesitamos, además de mejorar nuestros procesos, de la colaboración de nuestros clientes.

La mayor parte de las veces nuestra relación con los clientes comienza en una solicitud de calibración de equipos.

Relación que a veces es sencilla, ya que supone una repetición de un trabajo que se realizó con anterioridad, hay un certificado de calibración anterior y el cliente quiere que se repita del mismo modo que se hizo anteriormente.

En otras ocasiones, el trabajo es nuevo y necesitamos una determinada información para inicialmente ofertar adecuadamente. Esta información es intrínseca al instrumento o patrón a calibrar y el uso concreto que el cliente hace del mismo:

  • Magnitudes que se emplean (en equipos multifunción)
  • Divisiones de escala
  • Rangos de uso
  • Puntos concretos de calibración
  • Incertidumbre de calibración necesaria
  • E incluso, criterios de aceptación y rechazo de los resultados de la calibración (aunque en esto habría que profundizar más).

Esta información nos permitirá, no solo ofertar adecuadamente, sino saber si podremos atender las necesidades de nuestros clientes en cuanto a alcance e incertidumbre necesaria.

 Esta relación continúa con la entrega de la instrumentación por parte del cliente al laboratorio de calibración, y como anteriormente, dependerá de si los instrumentos y patrones son conocidos o no.

Lo ideal es que el cliente nos entregue los equipos perfectamente embalados con un albarán donde se indique la siguiente información:

  • Oferta emitida
  • Relación de instrumentos enviados.
  • Marca, modelo, nº de serie y código interno, de todos los instrumentos.
  • Si es posible, pedido de compra.

Esta información nos permitirá cotejar lo ofertado con lo recibido e informar a nuestros clientes de cualquier incidencia. A este respecto, desde hace poco tiempo informamos a nuestros clientes, mediante un correo electrónico, de los instrumentos y sus datos identificativos por si existiera alguna discrepancia.

También nos permite facturar adecuadamente gracias al pedido suministrado por el cliente. En bastantes ocasiones la falta de este pedido, obligado por el propio cliente para poder facturar, hace que los plazos se dilaten en el tiempo. En muchas ocasiones, y provocado por las prisas en realizar las calibraciones, los clientes no aportan esta documentación y todo ello redunda en que lo que inicialmente era urgente al final se retrasa más de lo debido.

Hay que añadir finalmente, que estos retrasos repercuten de manera indirecta en el resto de clientes ya que provocan consultas, correos, llamadas, etc.

Con el objetivo de mejorar la experiencia de navegación y ofrecerle un mejor servicio, la web de Applus+ utiliza cookies. Al continuar con su navegación usted acepta el uso de las mismas. Más información